Durante la Jornada se puso de manifiesto la necesidad de buscar las mejores soluciones no sólo para el productor, garantizando que su producto llegue a su destino en las mejores condiciones posibles, sino también para el consumidor. Para ello algunas empresas, como Kuehne+Nagel, están desarrollando sistemas avanzados de visibilidad y trazabilidad que permiten, por ejemplo, monitorizar y controlar en tiempo real la temperatura del producto durante todo el proceso. 

Mejorar la eficiencia de los procesos es clave no sólo para reducir los costes, sino también para generar el menor impacto posible en el medioambiente. Por ello eficiencia y sostenibilidad van unidos. En este sentido, otras empresas presentes en la Jornada, como Polymer Logistics, defendieron el uso de envases y sistemas de embalaje reutilizables porque son más resistentes y, por tanto, sufren menos desperfectos durante el transporte; también porque, por su diseño, permiten respirar al producto y evitan que se formen mohos  u otras sustancias; y porque, al ser plegables, apilables y tener tamaños y formatos estandarizados y compatibles, optimizan el espacio, sobre todo en la logística de retorno (cuando el camión vuelve con cajas vacías), lo que reduce los costes.

Esto demuestra que apostar por la sostenibilidad es rentable, como confirmó Vicente Molla, manager customer service F&V de CHEP, empresa miembro de ARECO. Para Molla, “siendo más sostenibles se pueden ahorrar costes y no al contrario, como algunos piensan”.  Así, apuntó a la sostenibilidad como un requisito clave y cada vez más presente en la negociación con la gran distribución, sobre todo en el centro y norte de Europa.

La Asociación de Operadores Logísticos de Elementos de Transporte Reutilizables Ecosostenibles (ARECO) nació en 2010 con el propósito de fomentar la reutilización de envases y embalajes en la distribución agroalimentaria para fomentar la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Descarga:NP_Areco_Jornada_Logistica.pdf

Tags: